Verdades como puños

No todos los caminos con vistas al mal llevan a Roma. No todas las sendas de elefantes culminan en un mar de marfil. No todos los puentes son de los suspiros, o son puentes dentales. No todos los concejales de urbanismo de municipios costeros te llevan a buen puerto. No todos los proberbios chinos son ni sabios ni chinos. No siempre hay que tener éxito para alcanzar la fama, y viceversa. No siempre significa a veces, y nunca significa tal vez. Pero todas las medias verdades unidas no hacen una mentira; sino una realidad llena de caminos, sendas, puentes, puertos, proberbios, fama, y siempres custodiados por tenebrosos castillos en el aire, todos hijos de un dios menor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: