Cuando quien sobra eres tú mismo. Sin red, ni redes.

Dónde está la libertad y la independencia si escribimos para ser leídos, necesitamos la aceptación general o el odio, vivir en otros, y compartir lo más íntimo como algo único que si no se lee muere. Deseamos ser reconocidos y entendidos, reclamar la esencia de nuestra personalidad e historia sin entender de repercusiones. Vendemos nuestra verdad al mejor lector, quien sea y de donde sea, sin saber de donde beben y viven nuetras fuentes. Sólo somos personajes en busca de un autor: voces sin palabra, textos sin ideas. Somos lo que quieren que seamos. Sólo soy yo cuando callo, porque estoy como ausente; pero pienso y siento la gran revolución, mi evolución.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: