Brasil acorrala al (PCC), el grupo terrorista criminal mas poderoso del país.

En ocasiones, Brasil por su ideología gubernamental es noticia por aplicar leyes fácilmente criticables pero necesarias (el fin no siempre justifica a los necios), pero en ocasiones las decisiones tomadas para erradicar males internos (bandas criminales estructuradas como ejercitos), que afectan a todos los ciudadanos, de Brasil y más allá de sus fronteras dede ser compartidas.

Por ello y como medida desestabilizadora, el gobierno de Brasil, encabezado por el presidente Jair Bolsonaro, ha tomado medidas de primer orden a nivel carcelario con el Primer Comando de la Capital (PCC), cuyo máximo líder fue trasladado a una a prisión federal de máxima seguridad la presente semana, en un intento de las autoridades judiciales de debilitar su potente estructura tanto nacional como internacional.

De momento al menos 22 líderes de la élite del PCC presos en cárceles de Sao Paulo, por orden del fiscal Lincoln Gakiya, han sido trasladados y diversificados a tres prisiones federales del Brasil, con la intención de desestructurar la mafiosa organización; que también actúa de manera de manera criminal en Sudamérica, entre los que destacan Paraguay y Bolivia.

La banda armada formada en  1993, ha evolucionado su actividad terrorista y criminal al tráfico de drogas, armas y combustibles, focalizando su campo de accion en zonas fronterizas. Además cuenta con alrededor de 30.000 miembros repartidos estratégicamente en clanes por todo Brasil, y con ampliando su mercado a algunos países de Sudamérica y Europa, entre los que se encuentra España, según la justicia Brasileña.

El Presidente carioca ha prometido una política extrema contra el crimen organizado y su ministro de Justicia, Sergio Moro, ha presentado un proyeto de acciones, aún sin aprobación oficial, con el fin de arrinconar tanto a los grupos armados como a la delincuencia, que genera una media de casi 60.000 muertos cada año.

Sólo por disminuir el número de víctimas de ese holocausto sangriento de violencia estratégicamente controlada vale la pena creer en la justicia una vez más.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: