Cuando todo pende de un hilo,y nada depende de la verdad.

El mundo sigue mirando a Venezuela como si mirase un atlas mundial como una partida de RISK. Las bajas humanas se asumen como el pago a los bancos por mantener una cuenta abierta, pero como dicen ellos por defecto, yo no doy crédito.

Pero cuando Pepe Mújica se ofrece como mediador en el conflicto de Venezuela y propone una elecciones totales en las que no se presenten ni Nicolás Maduro ni Juan Guaidó da que pensar;  (Mújica siempre simplifica y ejempliza), que en muchas ocasiones los problemas son los nombres no las políticos y una vez más piensa en el pueblo.

Cuando los dos bandos cada vez están más separados (ellos creen que eso les hace fuertes), los extremos están respaldados cada vez por más banderas sin himnos, cuando los medios de comunicación y los políticos, sobretodo los que ya no tienen peso real, alimentan el odio. Todos parecen, pese a las reuniones diplomáticas e hipócritas de países rechazando el inminente conflicto bélico, todo apunta a que algo huele a podrido en Venezuela y no es el petróleo.

Cuando la verdad no es una moneda de cambio, y cuando el pueblo, no tiene aún ni voz libre, ni voto no manipulado, la objetividad es un artículo de lujo. La partida de ajedrez no se juega en Venezuela, una vez más se repite la versión del siglo XXI de USA contra Rusia. todo lo demás son cortinas de humo alimentadas con bosques de otros países.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: