España cogió su fusil, el debate sin guerra, el negocio viene a verte

Hasta el momento el tema preferido por los políticos españoles como cortina de humo para tapar carencias de programas y pasados corruptos, era la independencia de Cataluña, y se dejaba en un segundo plano asuntos tan prescindibles como la salud, política exterior, educación. etc.

Sin embargo, hace unos días todo cambió, a raíz de una pregunta, influenciada por los atentados recientes en Nueva Zelanda, sin más pretensiones que aportar datos del programa electoral del partido VOX, presidido por Santiago Abascal, que decía así: “¿Cómo ve VOX la posibilidad de que los españoles, sin antecedentes penales y certificado de idoneidad psicológica, puedan tener un arma en casa para defenderse ellos mismos y a sus familias.?

Y su respuesta fue directa, como suele actuar el líder ultraderechista: “Hace falta un cambio radical urgente en la ley, no sólo para que los españoles sin antecedentes y en pleno uso de sus facultades mentales puedan disponer de un arma en su casa, sino para que puedan usarla en situaciones de amenaza real para su vida sin tener que enfrentarse a un infierno judicial, a penas de cárcel o incluso a indemnizaciones a los familiares de los delincuentes que les asaltaron.

Estas declaraciones que hubieran pasado desapercibidas tanto por medios de comunicación como por el resto de partidos políticos, se ha convertido en un tema político, social y que encabeza titulares, discursos electorales y ha obligado a reestructurar la hoja de ruta de muchos partidos. Curiosamente en 2012, cuando Pablo Iglesias, presidente de Podemos se manifestó en favor de ejercer el derecho democrático de los españoles, no especificó si eran de bien o no, a que porten armas, no pasó nada. Lo han recordado al “tirar” de hemeroteca. Así se mueve las política, así nace una noticia sin valor.

No voy a entrar en la batalla que ha generado el tema de las armas y su legalización a nivel nacional a través de twitter, declaraciones públicas y fakenews ; eso se lo dejo a los “expertos” que les gusta pescar en ríos revueltos algún que otro voto o “Me gusta”.

Pero sí me gustaría apuntar ciertos datos al respecto. Son hechos reales con ideas para compartir, sin fronteras.

Recientemente la Guardia Civil ha incautado un arsenal de 121 armas de fuego y munición de un traficante internacional de la comarca de Béjar, Salamanca, en la “Operación Abraxas”, el detenido realizaba operaciones de compraventa en todo el mundo.

Dicha operación comenzó en 2014 y el armamento requisado consistía en  17 armas de fuego largas activas, 37 armas de fuego largas inutilizadas , 30 armas de fuego largas, nueve de estas aptas para hacer fuego, 20 armas de fuego cortas activas, todas ellas ilegales, 17 armas de aire comprimido y detonadoras, 40 bayonetas y machetes, y mil cartuchos metálicos.

¿Quienes eran los clientes?, esa es la gran pregunta. Quién necesita un arma, es la persona a seguir, esa es la noticia, el problema real. Sin demanda no hay negocio. Pero en demasiadas ocasiones , la demanda está fomentada y financiada.

En USA, durante la presidencia de Barak Obama la compra de armas aumentó de manera desproporcionada por el fakes, globos sonda o cortina de humo, que había en la población de que iba a implantar leyes para restringir la compra de armas, y los norteamericanos de bien optaron por armarse antes de que se arme. Orgullosos de su segunda enmienda.

La frase «Obama es nuestro mejor vendedor» era el eslogan de las empresas armamentísticas; EE.UU. un país educado en el miedo y la invasión permanente reacciona. Por cierto, cuando varias personas  utilizan un fusil de asalto y una pistola arrasan un centro comercial o un colegio provocando muertes y siendo el centro de todas las televisiones. Horas después, la venta de armas sube en el país y las acciones de este tipo de compañías que venden esas armas específicamente se revalorizan un 6 y un 7 %. No hay que pensar mal, pero tampoco somos tontos. Hay gente que tira con bala desde su sofá y un móvil.

En España bajo la tutela de la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil se lleva  un control pormenorizado de las escopetas, carabinas, rifles, pistolas, etc, que existen en circulación. De hecho, si sumamos todas ellas la cifra que se alcanza es la de casi tres millones (2.918.136). De ellas, un 75% son escopetas seguidas, de lejos, por los rifles (11%).

cartridges-2166491__340

Por cierto y sin salir de España, en breve el Gobierno va a instaurar un control “a posteriori” del destino último de las armas que venda al extranjero para evitar que se desvíen a grupos irregulares (tremenda expresión) o se empleen en conflictos fuera del territorio del país comprador (reventa). El sistema que incluirá inspecciones documentales y sobre el terreno es similar al que ya tienen países como Alemania o Suiza, y estarán basadas en las previstas en los tratados de desarme, pero tendrá carácter voluntario, ya que requerirá del visto bueno del cliente. Si un país se niega a admitir estas inspecciones, el Gobierno deberá decidir si le vende armas. Sobran las palabras.

Y para finalizar, el terrible asunto del atentado en las mezquitas en Nueva Zelanda, su primera ministra, Jacinda Ardern, anunció en una nueva ley que espera ser aprobada en abril, la prohibición de las armas militares semiautomáticas y rifles de asalto.

Es interesante recordar que en Nueva Zelanda, unas 250.000 personas poseen licencias estándares de categoría A para portar armas, lo que permite a las personas mayores de 16 años poseer y usar rifles y escopetas tras superar unas pruebas policiales. Sí 16 años, cuando en España la juventud no tiene la edad legal ni para conducir, ni consumir alcohol, ejercer el derecho al voto, en las antípodas los teentagers pueden resolver sus problemas, dudas y complejos a balazos.

 

En definitiva, las armas son como las religiones siempre van a estar ahí, te pongas como te pongas. El dilema es como administrarlas. Hay armas que matan  y armas que salvan vidas. Las armas como los dioses tienen el poder que les otorguemos, hay que ser lo suficientemente inteligentes y maduros como para gestionar un asunto tan delicado y peligroso como el de las armas. Como negocio, es junto al petróleo y las empresas farmacéuticas, los que controlan el mundo, aparentemente es así , y así hay que afrontarlo. No es un debate para conseguir votos, es para controlar y legislarlo de manera coherente y realista.

No lo olvides, un bisturí mata y salva vidas, según las manos que lo utilice. Las balas no las carga el diablo, hay leyes y mentes que sí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: