Cuando la información era el poder

Irónicamente cuando siempre la información ha otorgado poder a los virtuosos, vencido a enemigos superiores militarmente capacitados y se considerada como la auténtica arma definitiva para hundir a políticos, países y medios de comunicación; y el conocimiento exclusivo era el plan ideal para urdir confabulaciones, complots y contubernios en cualquier conflicto bélico; eso ya es pasado, se respeta , se memoriza pero no se roza. Antes se mataba y se moría por obtener datos, fiables o no. Ahora resulta que cuanto menos sepa uno mejor.

Ahora se premia el desconocimiento, cuántos acusados de corrupción padecen de amnesia transitoria, cuántos desean ver programas de variedades o deportes antes de sentirse protagonistas de su mundo a diario, y sólo recurren a ese derecho (o izquierdo) únicamente cuando pueden votar o deben pagar impuestos, cuántos callan para otorgar, y cuántos son callados para no informar y delatar.

El silencio y el desprecio a la información veraz y contrastada es un lujo que no nos deberíamos permitir, ni los medios de comunicación, los gobiernos (incluye políticos de toda índole), las grandes empresas (armamentísticas, petroleras y farmacéuticas), los usuarios de los medios digitales no profesionales, y sobretodo, uno mismo.

Ahora todos somos expertos en fakenews (de toda la vida) y los compartimos sin ser conscientes de su repercusión, bromeamos con gente que hace años no nos atreveríamos ni a hablarles de usted, nos reímos de los políticos, periodistas, personajes y famosos en su cara y nos creemos dioses de la palabra. Eso nos sirve de terapia y creemos que marcamos una senda o un camino a seguir de verdad contrastada por referentes absurdos y somos fuente fiable de datos. Se vive demasiado del pasado. Pásalo.

Todo por no pensar, no profundizar, no sufrir con la verdad. Nos adornamos con una serie de datos base con los que jamás se negocia, medita o varía. Podemos ser viejos expertos, 50 años equivocados que nadaremos en nuestro mar de la ignorancia odiando a aquellos equivocados que nos miran con envidia (eso creemos), desde las orillas y cargados de razones erróneas.

No es Venezuela todo lo que reluce, (es un drama, nadie o niega), ero existen decenas de países que conviven diariamente con la muerte gracias conflictos bélicos generados por intereses económicos, (oh qué novedad novedosa y obvia), por intereses históricos alimentados por odios donde sólo mueren la bandera y los cascos, sin intervención  real del primer mundo con consecuencias vergonzosas y nefastas para el devenir de la sociedad mundial. Llámame demagogo necesario, pero jamás mentiroso. Nos fuerzan a que nos afecte lo que deseen.

Ni dirás que no te lo he dicho, (como decía mi padre).

https://es.video.search.yahoo.com/search/video;_ylt=AwrJS9Vlys1cgQEAJg5U04lQ;_ylu=X3oDMTE2ZnFxNWdsBGNvbG8DaXIyBHBvcwMxBHZ0aWQDVUlFU0MwMV8xBHNlYwNwaXZz?p=el+desertor+glutamato+yeye&fr2=piv-web&fr=mcafee

Va por ustedes.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: